Skip to main content

Claves para seducir a un hombre

La seducción es un juego protagonizado por dos partes, pero tradicionalmente ha sido el hombre quien ha dado el primer paso para atacar a su “presa”. Sin embargo, los tiempos están cambiando y cada vez vemos a más mujeres tomando la iniciativa.

Aunque es cierto que a los hombres muchas veces les encanta sentirse dueños de la situación, eso no significa que les gusten las mujeres con personalidad. Por eso, las falsas que son de una manera distinta según la persona o la situación no son tan interesantes. Es mejor ser una misma que intentar aparentar lo que no eres. Esa autoconfianza transmite al hombre mucho interés y la claridad de ideas es siempre un punto a favor. La seguridad no solo se muestra a través de la actitud, sino también con la imagen. Independientemente del estilo de vestir, el peinado o el maquillaje, saber ser fiel a un estilo es un aspecto a valorar.

Tanto en relaciones largas como en encuentros de una sola noche, el sentido del humor puede ser el factor diferencial. Muchas veces se dice que al hombre se le conquista por el estómago, y a veces es así, pero una risa sincera causa un efecto más inmediato. Estar de buen rollo es lo mejor que le viene a los hombres, ya que las complicaciones y los dolores de cabeza no son nada interesantes. Ojo, esto no significa que un hombre quiera que le rían todas las gracias como a los tontos. Simplemente se ha de llevar una conversación de la forma más natural posible, sin restricciones, dejando que todo fluya. Ahí es cuando se ve realmente la personalidad de cada uno, y si la diversión puede ir más allá de lo puramente físico. Esta conexión suele ser muy fuerte en las relaciones duraderas, pero también en los encuentros fortuitos entre desconocidos. Lógicamente, si recurres a los servicios de una escort, las profesionales también tienen esto muy bien cubierto y puedes estar seguro de que lo pasarás bien en todos los sentidos.

Hablando de sentido del humor, un dato divertido: el hombre consume el triple de calorías que la mujer al seducir. Para ser exactos, ellos gastan 1204 calorías, mientras que ellas gastan 468. Así lo asegura el trabajo de unos investigadores de la universidad de Bogotá, que se acaba de hacer público. La idea del estudio nace de un estereotipo sexista: los hombres gastan más dinero para conquistar su pareja. Enfrentados a este -normalmente cierto- estereotipo, los autores quisieron conocer cuál es el gasto energético que los dos sexos usan para seducir a los otros. Los resultados del estudio son esos datos que no nos dicen mucho, pero al menos es curioso, ¿no?

Evidentemente, el contacto físico marca la diferencia. En realidad, somos animales que nos guiamos por instintos, aunque de vez en cuando la razón nos guíe por caminos más cerebrales. Pero en nuestro ADN llevamos los encuentros sexuales desenfrenados. El hambre por la carne, tal cual. Y ahí también entra en juego el ritual de seducción, donde no solo funcionan las palabras y la imagen, sino también las sensaciones que se generan con las caricias y el contacto de piel con piel. ¡Y meterse mano, claro! Esa manera de relacionarse puede parecer algo primaria, pero a fin de cuentas también es muy importante, porque si no funciona en las distancias cortas, no va a haber esa chispa necesaria para los fuegos artificiales que toda relación debería tener, especialmente en la cama.

No podemos dejar de lado la experiencia en estas lides. Una mujer que lo haya intentado con diferentes tipos de hombres, cada uno con sus gustos propios, tendrá más capacidad de reacción para reconocer una situación y saber cómo actuar. En ese sentido, siempre será más fácil congeniar con profesionales que saben lo que se traen entre manos. Esa es una de las razones por la que las agencias de escorts se encuentran tan en boga en los últimos tiempos. Con una variedad de mujeres lo suficientemente amplia como cumplir con todos los perfiles de hombre, recurrir a ellas es una apuesta segura que muchas veces resulta en una inversión menor que el intento de una relación más convencional.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+34 631 124 929