Skip to main content

¿Cómo influye la apariencia física para ligar?

La pregunta por si en realidad el físico importa al ligar es una de esas cuestiones que se hacen recurrentes en el momento mismo en que se habla de esta clase de temas. Por supuesto hay partidarios de una respuesta afirmativa y quienes dicen que no tiene mucho que ver.
Más allá de lo anterior, hay que ser claros desde el inicio que una respuesta negativa ser una inconsciencia, ya que el físico sí juega un papel al ligar, claro, según sea el caso va a ser más preponderante o no.

El atractivo físico y las posibilidades de ligar

Antes que nada, hay que ser enfáticos en que la definición de guapo y feo es de carácter subjetivo, así que la respuesta va a depender de la persona que responda. Por supuesto existen ciertos estándares de belleza, pero en la vida real no siempre se corresponde con lo que se ve en los medios de comunicación, y es allí donde el acto de ligar se vuelve más complejo.

A continuación se proponen una serie de reflexiones sobre la influencia del físico al ligar, para que usted pueda llegar a una conclusión en torno al tema.

Con tan sólo pasear por unos cuantos minutos por la calle será posible identificar personas de todas las razas, edades, clases, géneros y demás. Al prestar atención en unas personas en particular se podrá concluir si son guapos o feos.

A continuación se puede hacer el ejercicio de comparar ese sujeto con otro, y así ir prosiguiendo. En poco tiempo se llegará a la conclusión que hay un autoconcepto sobre la apariencia física y que en caso de compararlo con otros, no se va a corresponder. Claro a menos que Brad Pitt esté caminando por la zona.

Una vez se comprenda lo anterior, no hay que pasar por alto que el arte del ligue también pasa por los movimientos de la persona, sus palabras, su lenguaje corporal, gestos y demás. Esta clase de pequeños detalles juegan un rol clave al atraer la atención de otra persona.

Ahora bien, lo que no se puede negar es que una primera impresión pasa por lo físico y es allí donde el acto de ligar se puede ver truncado por la belleza externa de alguien.

Al respecto la conclusión es que en ocasiones basta con dar algo de tiempo a quien no es muy agraciado físicamente, para que según sean sus cualidades al ligar, pueda cumplir con su objetivo o no. El físico sí influye, más que nada para la primera impresión. Pero cuando se piensa en relaciones a largo plazo y por ende serias, el físico puede dejar de ser tan importante. En definitiva, será el contexto el que permita llegar a una conclusión.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+34 620 282 923