Skip to main content
munecas sexuales

Las sex dolls no pueden sustituir a las mujeres reales

Una nueva generación de muñecas con pleno funcionamiento de los órganos genitales están siendo creados y ya han llegado a un prostíbulo de Barcelona. A fin de cuentas, los robots ya construyen nuestros coches, se encargan de la limpieza de nuestras casas y de cocinar nuestra comida, y ahora parece que también nos vamos a poner en sus manos para cubrir las necesidades sexuales.

De hecho, se han recibido informaciones sobre el hecho de que existe la tendencia de que los adolescentes van a acabar perdiendo la virginidad con máquinas sexuales en lugar de con otra persona. Al mismo tiempo, numerosos científicos deciden dar el salto a la lucrativa industria del sexo y buscan los avances tecnológicos necesarios para optimizar el rendimiento de estos robots del sexo. Se espera que las sex dolls sean hiperrealistas, con características tales como calentadores incorporados para crear la sensación de calor en el cuerpo. Asimismos, estos artefactos también podran “sentir” si son tocados.

Los expertos dicen que estos robots especializados, que empezarán a aparecer en los hogares durante la próxima década, puede ser la sublimación de la soledad del ser humano en su búsqueda de amor. Los cyborg amantes están programados para tener  la tendencia a enamorarse, claro que eso depende de una aplicación de control de sus estados de ánimo.

Sin embargo, por mucho que avance la tecnología, no parece cierto que estas muñecas sean capaces de ofrecer al hombre una compañía más agradable que la de una mujer de carne y hueso. La industria del sexo continúa buscando formas de reinventarse para seguir haciendo caja, pero eso no significa que siempre se vaya en la dirección correcta, aunque eso ya es opinión de cada uno. El número de películas que aparecían allá por 2010 en el mercado español rondaba las mil, mientras que cada año se venden 700.000 copias de películas pornogràfiques en España y se emiten 1.095 por televisión. En total, existían 12 productoras de cine para adultos y 22 distribuidoras, así como 298 sex shops, 147 tiendas eróticas, 28 distribuidores de artículos de sexo y 3 editoras que publican 16 revistas pornogràfiques. Estos números no han hecho más que crecer en los últimos tiempos, lo que deja entrever que la demanda de material para la satisfacción sexual sigue en pleno auge y no parece que vaya a decaer en los próximos tiempos.

El riesgo que corremos es convertir el sexo en un mero intercambio de placer. Las relaciones sexuales se convertirán en algo frío e insignificante, se perderá el vínculo emocional y la conexión entre ambas partes será artificial, nunca mejor dicho. Queremos pensar que todavía existen hombres y mujeres que prefieren el contacto piel con piel, donde una caricia y un beso realmente significan algo, y no son meras funciones informatizadas. En ese sentido, las escorts son las mejores conocedoras de cómo se debe complacer a un hombre, entendiendo sus necesidades y empatizando con sus problemas. Hay una preocupación por el bienestar de la otra persona y eso es algo que las máquinas no parece que vayan a conseguir nunca.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+34 631 124 929