Skip to main content

Como proporcionar orgasmos a una mujer

Puesto que cada chica responde de manera distinta ante el estímulo de sus zonas erógenas, la sensibilidad del cuerpo femenino es algo que puede ser sumamente exigente para la pareja y es aquí donde el proporcionar un orgasmo a una mujer puede transformarse en un verdadero desafío si no se cuenta con un poco de conocimiento e imaginación. Además, por supuesto, una alta dosis de comunicación verbal y no verbal es primordial.

Ante el mito que insiste que el orgasmo femenino es extremadamente complejo de encontrar, lo cierto es que existen muchas prevenciones al respecto. Sin embargo, el secreto es algo tan simple como explorar, concentrarse, jugar y preguntar; veremos entonces una serie de pautas que pueden enfocar bastante bien para conducir a una chica al más desbordante clímax.

Pautas para llevar a una mujer al orgasmo

  • Crear un clima de confianza: el momento, la hora del encuentro, la confianza que exista entra las dos personas y lo deseada que pueda llegar a sentirse la mujer, todo esto tiene que ver con que ella se abandone realmente a la experiencia y se permita sentir. En este sentido, es fundamental anotar que la mente tiene mucho que ver para que el orgasmo suceda.
  • El clítoris no es lo único: a pesar de que se trata de la zona erógena por excelencia de la mujer, este pequeño bultito no es lo único que genera placer sin embargo no significa que se deba pasar por alto. Trabajar un poco en las zonas cercanas ayuda bastante a que crezca la excitación.
  • Juegos antes del coito: caricias, masajes y en general lo que conocemos tradicionalmente como unos buenos preliminares son fundamentales para que la mujer realmente desee la penetración, aunque como bien se sabe esta no es la única forma de llegar al orgasmo.
  • Estimular el pecho y los pezones: por sus muchas terminaciones nerviosas, esta zona es altamente sensible al tacto, lo que significa que las caricias adecuadas representan una gran manera de incrementar la excitación.

Aunque el orgasmo vaginal por ser el más tradicional es el primero que se busca, es realmente uno de los más difíciles de conseguir y aquí tiene mucho que ver el tamaño del pene, el tipo de movimiento y las ayudas extras como los juguetes sexuales.

El orgasmo anal es una opción que, aunque puede causar un poco de recelo puede ser altamente intensa, lo importante es garantizar una adecuada lubricación ya que se trata de una zona delicada; estimular el punto U, es decir la uretra, es algo de lo que, aunque se habla poco puede facilitar un orgasmo totalmente vibrante bien sea que las caricias se hagan de forma manual o a partir del sexo oral.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+34 620 282 923