Skip to main content

Cómo volver loca a una mujer en la cama

Pueden asemejarse en muchas cosas, pero en muchas otras, hombres y mujeres funcionan de forma contraria, como si estuvieran hechos para complementarse (y en algunos casos, hacerse la vida imposible). Y entre ese montón de cosas en que se diferencian hombres y mujeres está: el sexo, específicamente, la forma de disfrutar y llegar al orgasmo.

Quizá parezca algo tan simple como besarla, tocarla y durar lo suficiente, pero según muchos estudios y encuestas hechos por universidades especializadas en el tema, hay un gran porcentaje de mujeres que no llegan al orgasmo a pesar de que sus parejas afirman que siempre complacen a su chica. Lo que ocurre, es que las féminas suelen ser más sensibles y exigentes a la hora del amor, y aquí hay varias formas de brindarles placer sin necesidad de aprenderse los 1000 masajes eróticos, o el “Kamasutra”.

El juego previo

En el sexo, el hombre suele ir al grano, algo que en ellas es diferente. Es importante el juego previo, la seducción y excitación que precede el acto ayuda a la mujer a entrar en un estado donde es más sensible y un poco más cercana a su clímax, desde caricias suaves en zonas erógenas del cuerpo, besos, mordidas suaves, incluso lamer partes de su cuerpo puede llegar a ser excitante para ella.

Juega con su mente

La mente es el mayor órgano sexual que poseen los seres humanos, y la mujer recurre ella constantemente, saber lo que ella quiere, sus fantasías, que es lo que le gustaría hacer o sentir son datos que mucho ayudan para hacerla perder el control y “llevarla al éxtasis”. Susurrar palabras al oído, desde tiernas hasta obscenas puede encender un poco más las llamas dentro de ella.

Hazla sentirse deseada

Hacerle saber que bien le queda su ropa interior, que tan atractivas son sus piernas y sus caderas, apuntarla de vez en cuando con una mirada obscena, incluso quitarle la ropa sin previo aviso, son cosas que pueden sorprenderla y encantarle. Demostrar cuanto emociona a su hombre sólo con su figura puede hacerla más receptiva a todo tipo de caricias y disfrutara más cada sensación.

Cero Rutina

Mismo lugar, mismas posiciones, misma hora, en fin, la rutina hace que el disfrute del sexo vaya disminuyendo con el tiempo, hasta un punto que es necesario demostrarle a tu pareja que tu creatividad no se ha ido. Sorprenderla con una posición que ella nunca haya practicado o “secuestrarla” a un lugar que no conozca. Darle una noche especial pueden excitarla lo suficiente para que llegue a su orgasmo y quiera que se repita. Saber lo que ella siente, lo que le gusta y lo que quiere, son puntos para hacerla enloquecer y que no olvide esa ocasión.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+34 631 124 929